El misterio de los piñones perdidos en una coca amb tonyina

IMG_5527Per San Joan, bacores. Verdes o madures, pero segures. Eso cuenta el dicho popular. Y junto a las brevas, la “coca en tonyina“. Un clásico duo gastronómico alicantino. Aunque el momento de comerlas es durante la plantá de la hoguera, es díficil resistirse a este bocado dulce-salado durante  todos los días que duran las fiestas de Sant Joan. Eso si, no cometer el pecado de comer cualquier coca que nos presenten, la mayoría pecan de saladas, de poca “fritangeta” (cebolla con el atún de tronco) o te encuentras aquellas donde los piñones ( a 70 euros el kilo) brillan por su ausencia. Por no hablar de la pasta. Ha de ser fina y tiene que quedar “clevillada” que diuen en valencià. Que se parta al cogerla, por eso el auténtico alicantino la partirá a tiras finas y no en cuadrados. 

Os recomendados las del horno Rafelet y las de Dorita en la calle Bazán, y para hacer boca os dejo esta oda a la coca amb tonyina que escribió un alicantino de pro, el arquitecto e ilustre Don Juan Vidal, el autor del Mercado Central o la Casa Carbonell. No tiene desperdicio, como una buena coca.

Demane a la Faz Divina

estar sempre en Alacant

en la nit de San Joan

y tenir coca en tonyna,

sistelleta de bacores

y vi de la condomina.

¡Coca en tonyina!… primeta…

después que ya ha reposat,

s’asentat la fritangueta,

y la pasta, clevillá

sembla eixos bancals de L’Horta

que se queden cuartechats

después que’ls rega la dula

y el sol nostre els va apretant.

¡Coca en tonyna!… La ceba

doraeta, no cremá

la tonyineta de tronc

en son punt de desalá

y els pinyonets asomanse

grasiosos per un costat.

¡Coca en tonyina! Que es talla

en gavinet afilat

y en tiretes apropòsit

per a poder-la agarrar

(cuidant que no se desgrune)

en tots els dits de la má

¡Coca en tonyina!… famosa

d’abolengo patriarcal,

que ya m’aguela tenia

un cuadro, qu’era un encant,

en una coca en tonyina…

¡com si estaguera parlant!

Pues eixa coca en tonyina,

verdadera, alicantina

qu’en la olorosa foscor

del modest aparaor

guarda el bon alicanti

per a ferse un got de vi

al festechar la nit gran

de fogueres y de trons,

diu també qu’es Alacant

¡la millor terra del mon!